Se hacía pasar por un adolescente famoso en las redes sociales para volverse amigo de las niñas y lograr pedirles fotos, vídeos, hasta videollamadas.

La Policía de Australia acusó a un hombre de 25 años de abusar sexualmente, a través de internet, de 112 niñas de todo el mundo. Las extorsionaba para realizar actos sexuales frente a la cámara.

Se hacía pasar por un adolescente famoso en las redes sociales para volverse amigo de las niñas y lograr pedirles fotos, vídeos, hasta videollamadas.

Una niña de 13 años avisó a la Policía en Estados Unidos que otro niño, que ella creía de 15, le estaba haciendo preguntas sexualmente explícitas.

Agregó que falsificaba conversaciones para amenazarla con enviar las imágenes a su familia y amigos si no le proporcionaba fotos de desnudos y aceptaba a hacer los actos sexuales que le pedía.

Los efectivos confiscaron un teléfono móvil, discos duros de ordenador y un USB de la casa del acusado, en el que han encontrado más de 2.000 imágenes de niñas.

El hombre enfrenta 113 cargos que incluyen 50 por utilizar un servicio de transporte para amenazar, acosar o causar un delito; 26 por obligar a una persona a tener un comportamiento sexual y 17 por solicitar material de explotación infantil.

Esta acusación ocurre el mismo día que la Policía Federal Australiana presentó cargos contra 44 hombres de todo el país y rescató a 16 niños que estaban en peligro tras desmantelar una red nacional de pedofilia, en una investigación que duró más de un año.