La víctima tiene 30 años y padece retraso madurativo.

Una mujer de Santiago del Estero denunció que su hermano, un joven con discapacidad, fue agredido y, aparentemente abusado por otro hermano, con quien conviven.

Según expresó la mujer, tras regresar a su casa luego de cumplir con su jornada laboral, encontró a la víctima, quien reside en el mismo hogar, con el rostro completamente ensangrentado y con golpes en otras partes del cuerpo.

La denunciante reveló que al consultarle a la víctima qué había sucedido, éste le dio a entender que su hermano mayor lo había atacado a golpes. Además el damnificado de 30 años, quien padece dificultad para hablar, retraso madurativo y aprendizaje lento, le confió que cuando era un niño, el acusado lo había abusado. 

Según el relato del joven, los ultrajes se habrían producido cuando él tenía, entre 7 y 8 años, y el acusado lo sometió cuando se encontraban solos en una de las habitaciones de la casa.

La policía ante el relato de la mujer rápidamente se comunicó con la fiscal de Violencia Intrafamiliar de Santiago del Estero, quien ordenó que el médico de Sanidad examine al joven herido. La Dra. Suasnábar, médica de policía, le diagnosticó lesiones curables en siete días. Según se supo, la representante del Ministerio Público Fiscal ordenó importantes medidas con relación al hecho.