"Bety" es una madre soltera que desde hace años mantiene a su familia siendo vendedora ambulante en el centro de Córdoba, pero desde el inicio de la pandemia su situación económica empeora día a día, hasta llegar al punto de que terminaron en la calle.

La historia de una familia sumergida en la pobreza extrema conmueve a Córdoba. Beatriz Vera, más conocida como “Bety”, es una madre soltera de 55 años, lucha día a día como vendedora ambulante para que los ocho menores de edad que tiene a su cargo no pasen frío y tengan que comer. Los niños y adolescentes son sus hijos y nietos.

La familia, de nueve personas, hace un mes quedó en la calle, cuando fueron desalojados de la casa en la que vivían en Barrio Arguello. Tras dormir varias noches en el centro de la ciudad, una amiga les prestó un terreno, en barrio José Ignacio Díaz, para armar su casa.

Desde entonces se las arreglan para hacerla lo más confortable posible, pero a medida que el invierno se acerca las noches son cada vez más frías y los niños lo sufren.

La familia asegura que se acercó al Ministerio de Desarrollo Social en busca de ayuda, pero la respuesta recibida no fue positiva.

Sin embargo, en redes sociales, un grupo de jóvenes comenzaron a difundir la historia de “Bety” y sus pequeños para apelar a la solidaridad de los cordobeses que puedan ayudar donando todo tipo de cosas.

Por la campaña solidaria, vía redes sociales, la familia ya recibió las primeras donaciones, las cuales fueron juguetes, ropa y un colchón.

“Con lo que me puedan ayudar voy a estar muy agradecida, no tengo nada”, dijo la abuela de 55 años que pidió sobre todo cosas para bebés debido a que una de sus hijas espera familia pronto.

Para ayudar a “Bety” podés comunicarte con ella al 351 6085636. “Cualquier tipo de ayuda será bien recibida”