Las protestas de empleados municipales continúan en distintos puntos de la ciudad de Córdoba. Quema de gomas, sirenas y bombas de estruendo se hacen presentes las manifestaciones.

Los conflictos salariales entre empleados del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Suoem), y la Municipalidad de Córdoba siguen al rojo vivo. El reclamo se sitúa en el marco de una ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante que dispone la reducción de la jornada laboral y por consiguiente un descuento de salario.

Los empleados municipales vienen manifestándose durante toda la semana, en el área de la Policía Municipal de Tránsito, sobre las calles Duarte Quirós y Mariano Moreno, no cesan las quemas de gomas, sirenas y bombas de estruendo.

Los vecinos residentes de la zona y propietarios de locales habilitados para la atención ya no saben que hacer y se quejan por los continuos disturbios. Además aseguran que en las protestas no se cumple ninguna norma de distanciamiento social en el marco del aislamiento preventivo decretado por el Gobierno.