Las provincias argentinas retomarán el aislamiento social, preventivo y obligatorio a partir de este viernes tras el incremento de casos en diferentes localidades. 

La ciudad de San Luis y otras cuatro localidades vecinas, regresan a partir de las cero horas del viernes a la Fase 1 durante el lapso de una semana debido al aumento de contagios de coronavirus en las últimas horas.

Así lo especificó esta tarde el gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá, luego de que se detectara un caso positivo en un funcionario municipal sobre el cual aún no se pudo delimitar el árbol de contactos estrechos. 

Además, destacó que “Hicimos todo lo posible para no volver a fase uno, es una decisión difícil por todo lo que implica, pero creemos que es la única solución para frenar los contagios”.

Durante siete días, solo podrán circular trabajadores esenciales y personas para realizar comprar elementales de acuerdo a la terminación del número del DNI (par o impar).

Mientras que la provincia del norte argentino, Catamarca, decretó la FASE 2 en todo el territorio provincial. Durante esta jornada se registraron tres nuevos casos de Coronavirus y más de 200 contactos estrechos de un empleado del Banco Nación. 

La sucursal de la entidad bancaria fue cerrada por completo y ante esta situación el Ministro de Seguridad provincial, Hernán Martel, explicó que “el gobernador ha decretado que la provincia en su totalidad pase a un estado de fase dos, lo cual implica más cuidado para los ciudadanos, teniendo en cuenta que se deben realizar bloqueos para lograr frenar estos contagios”.

Ambas provincias retoman dichas fases para lograr frenar la gran expansión del coronavirus en sus territorios.