Con el asesinato de un joven de 27 años en la tarde de este martes, suman 17 los homicidios en los primeros 14 días del año en esa ciudad.

No es Medellín en tiempos de Escobar, pero cada día se le parece más: Rosario lleva 17 asesinatos en lo que va del año, una cifra que causa estupor, indignación y dolor.

La víctima más reciente de esta escalada de violencia y terror en la tercera ciudad más importante del país es un joven de 27 años, identificado como Franco Strambi, a quien poco después de las 18 de este martes le dispararon en plena calle dos hombres que se movilizaban en moto, al mejor estilo de los sicarios que utilizaba el “Patrón del mal”.

Strambi habría fallecido tras ser blanco de al menos siete disparos en plena calle de un barrio de la zona oeste de Rosario, lo que da una pauta de la agresividad desmedida de los asesinos, que aún no fueron identificados

En ese contexto, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, prometió “una nueva policía” en su provincia para terminar con esta ola de asesinatos que conmueve al país.

Las declaraciones del mandatario tienen relación con los posibles motivos de esta sucesión de crímenes, ya que se estima que responden a la purga que se viene realizando en la fuerza por las conexiones que muchos de sus integrantes tienen con los narcos.