Obviamente, aparecieron cientos de memes.

Aunque Juan Musso no tuvo protagonismo mayor en la última fecha de Eliminatorias Sudamericanas camino a Qatar 2022, sí generó revuelo y repercusión en las redes sociales. El descuido en una de las publicaciones que le dedicó a su pareja, Anna Ariaudo, lo convirtió en tendencia en las últimas horas.

El ex guardameta de Racing Club subió una historia a su cuenta de Instagram en la que exhibió el regalo que le dejó preparado a su novia: globos con forma de corazón, una carta y el mensaje “Sei la migliore” (”eres la mejor”, en italiano). El inconveniente que surgió fue que un espejo situado en la habitación fotografiada reflejó la silueta del futbolista, que estaba completamente desnudo cuando tomó la imagen.

En cuestión de minutos, cientos de seguidores se lo hicieron notar y lo alertaron sobre la situación. Musso optó por borrar la publicación y subir una fotografía similar, aunque esta vez vestido. “La foto correcta. Buen día Anna Ariaudo”, fue el recado con el que corrigió su desliz, acompañándolo con emojis de caritas riendo. La modelo italiana se lo tomó con sorna, ya que compartió la imagen del golero albiceleste (la segunda, en la que apareció vestido) y escribió: “Per fortuna ti amo troppo!” (”¡Afortunadamente yo también te amo!”, en italiano).

Más allá de que subsanó rápidamente la falla, los más de 289 mil seguidores que tiene en su cuenta de Instagram acudieron rápidamente a su último posteo (hace 4 días mientras estaba con la Selección) para realizar distintos comentarios bromistas relacionados a su falla.

Como era de esperar, la storie de Musso lo llevó a ser trending topic y generó una ola de memes. En sintonía, muchos usuarios se preguntaron qué habrá pasado en el grupo interno de WhatsApp que tienen los jugadores de la Selección luego de que se viralizara la inatención del hombre que se desempeña actualmente en el Atalanta de Bérgamo.

Musso es uno de los arqueros que luchan por quedarse con uno de los lugares para la Copa del Mundo de Qatar 2022. Lionel Scaloni lo consideró desde el inicio de su mandato como una de las alternativas para Franco Armani, Esteban Andrada y Emiliano Dibu Martínez, que se ganó la titularidad durante la última Copa América. El nicoleño de 27 años estuvo en el banco de suplentes en la victoria ante Chile en Calama y lo vio desde afuera frente a Colombia en Córdoba.