Así calificó al episodio el comisario mayor Gustavo Piva. A los efectivos los atacaron con piedras y hasta les pegaron con los conos que se colocan en esos puestos.

El comisario mayor Gustavo Piva calificó como una reacción salvaje lo sucedido ayer en el control vehicular del puente Yapeyú cuando dos agentes fueron atacados a pedradas y hasta les pegaron con los conos que coloca la Policía en esos puestos.

Piva contó que todo se disparó cuando los agentes intentaron retener dos motos que tenían pedido de captura y como respuesta obtuvieron la agresión de un grupo.

Para detener a los agresores, tuvieron que intervenir efectivos de la Guardia de Infantería. No obstante, pese a la agresividad de los atacantes, el comisario aseguró que no hubo que lamentar heridas graves entre los agentes.

El episodio quedó registrado en un video.

.