En una nueva jornada de reclamos, los municipales piden una respuesta por parte del intendente Llaryora.

Informe e imágenes: Alejandro Pozo

En el marco de una nueva jornada de protestas de parte de los trabajadores municipales para con la Ciudad, vecinos y comerciantes manifestaron su molestia por los disturbios y quema de gomas. 

Durante el miércoles el punto principal del reclamo se ubicó sobre calle Chacabuco al 500, donde desde el Suoem indicaron que se trata de un edificio alquilado por la Municipalidad de Córdoba. “Lo alquilaron por una suma millonaria y no lo usan para nada hace meses”, indicó Damián Bizzi, representante gremial en Córdoba al Cuadrado.

En frente a dicho edificio, los manifestantes pintaron las paredes con mensajes al intendente Llaryora. “Habría que averiguar, el dueño del edificio tiene un apellido cercano a un funcionario de la Municipalidad”, dijó Bizzi.

“Presentamos seis puntos a tratar y no nos respondieron ninguno. Vamos a seguir participando de la mesa de dialogo cuando nos convoquen”, agregó.

En este sentido, los vecinos y comerciantes cordobeses mostraron su disconformidad por las formas de protesta con la quema de gomas, bombas de estruendo y pintadas.

“Que manifiesten y hagan lo que quieren pero la quema de gomas está prohibida. Que vayan a la casa del intendente que culpa tengo yo de bancarme esto. Estamos todos indignados”, expresó una comerciante.

Con respecto a este punto, Bizzi recalcó que es única forma para que desde la Municipalidad los escuche. “Si nosotros no hacemos esto, nunca la municpialidad no dio recomposiciones laborales. El que no llora, no mama”, destacó.

Una ciudad tomada de rehén por el Suoem

.