Es acusado de "incitación a la insurrección" por la toma del Capitolio ocurrida una semana atrás.

En tiempo récord, la Cámara Baja del Congreso de Estados Unidos aprobó este miércoles, con el apoyo de la mayoría demócrata y un puñado de legisladores republicanos, la apertura en el Senado de un segundo juicio político contra el presidente Donald Trump, una decisión inédita en la historia del país y a sólo siete días de la asunción del mandatario electo, Joe Biden.

El primer intento de destitución ocurrió en diciembre de 2019, cuando la cámara baja lo acusó de presionar al Gobierno de Ucrania para que investigara a su rival demócrata y triunfador en las últimas elecciones. No obstante, fue absuelto por el Senado -de mayoría republicana- en un proceso rápido a inicios de 2020.

El pasmoso colapso de la Presidencia de Trump se suma a la advertencia de las autoridades de que sus seguidores podrían incurrir en nuevos actos de violencia y deja a la nación en una coyuntura inédita de tensión y temor a días de la asunción de Biden el 20 de enero.

Por eso, el Departamento de Defensa autorizó hoy el uso de armamento por parte de los 15.000 miembros de la Guardia Nacional desplegados en Washington para garantizar la seguridad del Capitolio durante el debate del juicio político, según informó el capitán Chelsi Johnson, vocero de la Guardia Nacional en la capital.

Hoy, en algunos pasillos secundarios del Capitolio se pudo ver bien temprano a decenas de miembros de la Guardia Nacional vestidos en camuflaje durmiendo o descansando en el suelo, una imagen que marca el masivo despliegue de fuerzas federales que se verá hasta el próximo miércoles, cuando asuma Biden.

El segundo juicio político a Trump será por el cargo de “incitación a la insurrección. El texto de cuatro páginas con la acusación de juicio político se centra en las denuncias sin fundamento de Trump de fraude en las elecciones del 3 de noviembre y su discurso del 6 de enero alentando a sus partidarios a marchar al Congreso, horas antes de que estos irrumpieran en el Capitolio, se enfrentaran con la policía y sembraran el caos.