El Ministro de Educación de la Nación usó el ejemplo de Córdoba para cuestionar a la la Ciudad de Buenos Aires, cuyas “malas decisiones han impactado en toda la Argentina”, dijo.

Agencia Telam

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, contrapuso hoy la “mirada responsable” de la provincia de Córdoba que suspendió por dos semanas las clases presenciales en virtud de los indicadores sanitarios por los casos de coronavirus, con la de la Ciudad de Buenos Aires, cuyas “malas decisiones han impactado en toda la Argentina”.

“La suspensión de clases presenciales en la provincia de Córdoba se enmarca en una mirada responsable”, dijo el Ministro en declaraciones a Radio Diez, en las que se refirió también a la “irresponsabilidad del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y las malas decisiones del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta -no del presente sino a lo largo de los últimos meses- que han tenido impacto en toda la Argentina”.

Es que la ciudad de Buenos Aires, pese al DNU vigente que las prohíbe en las zonas de país que se encuentran en la categoría de “alarma epidemiológica”, continúa con las clases presenciales en los niveles inicial, primario y los dos primeros años del secundario.

Por su parte, el Gobierno de Juan Schiaretti anunció ayer la suspensión de las clases presenciales durante dos semanas, y otro paquete de medidas restrictivas, ante el aumento de casos en ese distrito.

“Este virus no encuentra en la General Paz una muralla infranqueable”, dijo Trotta quien volvió a rechazar la “inentendible judicialización del primer decreto” nacional que establecía la suspensión de clases presenciales, y agregó que desde “ese momento se produjo el impacto sanitario, a partir de esa judicialización, en toda la Argentina”.

Para Trotta, esa situación se debió a la “fragilidad” del Gobierno de Rodríguez Larreta “en asumir las decisiones difíciles”, y volvió a llamar a la “responsabilidad de la política para transitar de la mejor forma posible esta pandemia de la Covid-19”.