Así lo resolvieron en la noche de este lunes autoridades del Departamento Ejecutivo. Sólo se extenderán los correspondientes a salud y educación.

Autoridades del Departamento Ejecutivo municipal de Córdoba resolvieron en la noche de este lunes que no se renovarán 117 contratos que vencen este martes y que forman parte de los que la gestión Ramón Mestre había decidido pasar a planta permanente a fines del año pasado pero el Concejo Deliberante devolvió por unanimidad al actual intendente, Martín Llaryora.

Al confirmar la decisión, fuentes municipales detallaron que se decidió que sólo se extenderán unos 300 contratos del mismo paquete correspondientes a las áreas de salud y educación.

La acción forma parte de la decisión de Llaryora de recortar buena parte del presupuesto que demandan los salarios municipales y constituyen un punto fuerte en el eje central del enfrentamiento que mantiene con el Suoem, que hasta las últimas horas de este lunes no había sido comunicado de la decisión.