El Ministerio de Trabajo de la Nación no llegó a un acuerdo con el gremio de choferes, y en Córdoba, UTA se marchó a la Municipalidad.

Tras la continuidad en los desacuerdos nacionales, el Secretario de Transporte y Movilidad Urbana de la Municipalidad de Córdoba Marcelo Mansilla, recibe este jueves por la noche a representantes de la Unión de Tranviarios Automotor delegación Córdoba, que se movilizaron en protesta por las calles hasta el Palacio Municipal 6 de Julio.

El motivo que impulsó la marcha de choferes fue el fracaso en la audiencia de este jueves que buscaba un acuerdo entre el Ministerio de Trabajo de la Nación y el gremio de transporte. Las negociaciones continúan en el marco de un prolongado paro de transporte que afecta a gran parte de las jurisdicciones del interior del país.

Nadie quiere ceder en el tira y afloje de las partes: Ni el sector empresarial, ni el Ministerio de Transporte de la Nación ni el gremio UTA modificaron su postura, por lo que la audiencia pasó a cuarto intermedio hasta la semana que viene y la medida de fuerza seguirá vigente. 

Los representantes de la delegación Córdoba de UTA se encuentran en la puertas del Palacio Municipal al aguardo de una audiencia con Marcelo Mansilla, el intendente Llaryora hace instantes comunicó que no estará en la reunión.

Por parte de la justicia, como la marcha rompe con las normas de aislamiento social, preventivo y obligatorio, la Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES) informó que se inició una “investigación de análisis de registros fílmicos para identificar a quienes violaron el decreto de aislamiento durante la protesta”. Desde el Ministerio Público Fiscal informaron: “En ese contexto los investigadores se encuentran trabajando en el relevamiento de los registros fílmicos que se obtuvieron con la finalidad de identificar y atribuir la responsabilidad penal que corresponda a los manifestantes”.

En declaraciones a distintos medios, la secretaria general de UTA Carla Esteban, aseguró que “no puedo mandar a sus compañeros sin un peso a su casa”, y explicó que el pedido de la Municipalidad fue que “se subieran a la plaza y no tocaran los bombos”, como condición para recibirlos. Aún aguardan por la recepción del Secretario de Movilidad Urbana, pero para ello aseguran que deben desconcentrar la movilización y sólo permanecer los dirigentes gremiales.

Por su parte, el Secretario de Gobierno Miguel Siciliano se expresó ante los medios locales diciendo que “se está poniendo en riego la salud pública con esta marcha”. Además fundamentó: “Esta no es la forma de pedir una audiencia con el Intendente. Iban a ser recibidos igual. Tienen que adaptarse a la nueva normalidad porque es un riesgo sacar tanta gente a la calle”, dijo Siciliano.