“La Córdoba rebelde e independiente va por la elección histórica”, destacaron Juez y de Loredo en una puesta con ribetes cinematográficos.

“Ni en sueño hubiéramos imaginado un cierre de campaña como el que estamos protagonizando ahora”, dijo Luis Juez en el punto culminante del cierre de campaña en el teatro Griego. Y anunció: “El domingo Córdoba se declarará como una provincia independiente de los bandidos, independiente de los populismos berretas, de la corrupción y de los políticos y dirigentes que han querido poner de rodilla a los cordobeses. El domingo va a tener lugar una elección histórica, para decirte a vos Alberto y a quienes gobiernan el país que Córdoba atesora otros valores, ama ganarse el pan de todos los días, el trabajo, cree en la educación, en la tecnología, en la inversión inteligente, en la decencia, en la solidaridad”.

Luis Juez saltó al primer plano del Griego presentado por el propio Rodrigo de Loredo, mientras sus compañeros de lista mostraban ilustraciones de un imaginario pasaporte de una “República Cordobesa”.

Los candidatos ingresaron desde la puerta frente a la avenida de El Dante, y descendieron sobre las gradas y escalinatas hacia el escenario en medio del público. La candidata a diputada nacional Gabriela Brouwer de Konig abrió la serie de discursos, a la que se sumaron Gustavo Santos, Laura Rodríguez Machado, Héctor Baldassi, Soledad Carrizo y la candidata a Senadora Carmen Álvarez Rivero.

Después, con la banda sonora de una película de western spaghetti saltó a escena Rodrigo de Loredo y, como un cowboy que se levanta el sombrero para mirar aquel imponente lejano oeste, empezó diciendo, “Qué pedazo de acto. No hay dudas que la Campaña ha hablado”.

“Estamos frente a una tormenta electoral, que no sabemos cuándo va a terminar. La formulación que expresa que esta lista es la única que puede decir basta a la locura actual, no es un slogan de campaña. Es un apunte político que nos refiere a Juntos por el Cambio cómo la única fuerza que tiene una considerable masa crítica, caudal de votos, voluntades, ideas y la posibilidad de instaurar un plan de acción, tiene intendentes, gobernadores, un gran bloque de diputados y ahora de senadores, en síntesis, no se trata de una voz en la multitud, sino una fuerza que autoconstruye una nueva mayoría. Y desde Córdoba, prepara para presentarle al Congreso las reformas laborales, impositivas, educativas, un plan para relacionarse con el mundo, para exportar, producir, invertir y contar con la tecnología y la infraestructura de un país nuevo en un mundo nuevo”, dijo De Loredo.