"Pedimos encarecidamente realizar el ejercicio de empatía necesario para que las disposiciones que emita el COE no estén por encima de criterios lógicos implícitos a la condición humana", asegura el documento.

Las autoridades del Foro de Intendentes Radicales de Córdoba, que aglutina a 120 municipios y comunas cordobesas, emitieron un comunicado hacia el Dr. Juan Ledesma, coordinador del Centro de Operaciones de Emergencias Central (COE), para realizarle “un pedido concreto en relación a las decisiones que toma” el organismo.

Después de más de 150 días de cuarentena, de disposiciones emitidas por su institución con avances y retrocesos de etapas; con cierres y aperturas de actividades; limitaciones y permisos para el tránsito; decenas de protocolos, algunos vigentes, otros solo temporales; incluso con cambios en horas en sus contenidos; estamos los intendentes y presidentes comunales en situación de suma tensión e incomodidad en nuestras comunidades, como mediadores entre esa disposición y su aplicación por parte de los vecinos“, aseguran.

Luego, la nota continúa diciendo que el contexto descrito los “llevó incluso a tener que
confrontar cara a cara con nuestros vecinos, que encuentran inconsistencias, contradicciones, falencias, en las disposiciones emitidas por el COE. Contradicciones que luego se ven en la realidad, como en el último episodio que tuvo difusión masiva por el caso Solange“.

Los intendentes y presidentes comunales tenemos además que colaborar en controles, estudios, traslados y sin la posibilidad de tomar decisiones, ya que ningún intendente integra ningún Centro de Operaciones de Emergencia. Por estos antecedentes es que, frente a la extensión de tiempo que lleva la cuarentena y para evitar mayores conflictos por el cansancio de todos los actores involucrados en su cumplimiento, le solicitamos un mayor análisis de cada decisión para que la normativa que surja del COE tenga la máxima coherencia posible“, sentenciaron.

Estamos a disposición para colaborar y aportar nuestra experiencia en este sentido. Pedimos encarecidamente realizar el ejercicio de empatía necesario para que las disposiciones que emita el COE no estén por encima de criterios lógicos implícitos a la condición humana“, cierra el documento firmado por el presidente Ariel Grich y otros funcionarios del organismo.