El 19 de enero se había alcanzo los 400.000 fallecidos.

El país norteamericano superó este lunes las 500.000 muertes por coronavirus, la mayor cantidad para cualquier país del mundo. El presidente Joe Biden, ordenó que las banderas de todos los edificios federales sean izadas a media asta durante los próximos cinco días.

Además, la vocera del Gobierno, Jen Psaki, contó que Biden, acompañado por su esposa Jill, y la vicepresidenta Kamala Harris, junto a su esposo Doug Emhoff, se reunieron en el pórtico sur del edificio de la Casa Blanca para una ceremonia que incluirá el encendido de velas y un pedido a todos los estadounidenses para que se unan en un momento de silencio.

Biden dará un discurso y, según ya adelantó la Casa Blanca, reconocerá el dolor que vive el país y alentará a los estadounidenses a trabajar juntos para evitar más pérdidas de vidas a medida que se distribuyen y aplican las vacunas.

Hasta el momento en Estados Unidos, con más de 28 millones de contagios, fallecieron más de 500.000 personas por coronavirus, una cifra que se produce poco más de un año después de que se registrara en la costa oeste del país el primer caso del virus detectado por primera vez en China.

El 19 de enero, un día antes de que Biden asumiera el cargo, celebró un evento para conmemorar la muerte de 400.000 estadounidenses por coronavirus.