El funcionario judicial solicitó además 9 años de condena para Martín Báez, hijo del empresario, ambos detenidos en el penal de Ezeiza.

Agencia Télam.
El fiscal federal Abel Córdoba solicitó este jueves una condena de 12 años de prisión para el detenido empresario Lázaro Báez y una pena de 9 años de cárcel para su hijo mayor, Martín, en el marco del proceso oral en el que se los juzga como supuestos responsables de maniobras de lavado de dinero.

El representante del Ministerio Público Fiscal también pidió penas para el contador Daniel Pérez Gadín (8 años), el abogado Jorge Chueco (8 años), el valijero arrepentido Leandro Fariña (5 años), los hijos menores de Báez, Melina (4 años y seis meses), Leandro (5 años) y Luciana (4 años y 6 meses) y el financista Federico Eláskar (4 años y seis meses de prisión).

Durante su alegato, el fiscal sostuvo que el hijo mayor de Báez encabezó junto a su padre las maniobras de lavado de dinero por las que ambos son ahora juzgados y que sus tres hermanos menores “compartieron” roles y funciones para concretar el delito por un monto que se calcula en 55 millones de dólares.

La audiencia del juicio, conocido como “ruta del dinero”, se realizó por vía remota, atento a las medidas de aislamiento dispuestas por el Poder Ejecutivo, en el marco de la pandemia de coronavirus.

Sobre los hijos de Báez, el fiscal ubicó a Martín Báez “como quien junto a su padre ha encabezado las maniobras de lavado” con coordinación “con los profesionales que toman a cargo la empresa de lavado, primero Fariña, luego Perez Gadín y Chueco.

Esto nos refleja su interés por sofisticar la maniobra, lo encontramos en reuniones en Suiza“, sostuvo el fiscal, al mencionar los bancos de ese país donde se abrieron cuentas.

La “responsabilidad de Martín Báez es evidente del inicio al fin de la maniobra, es el autor con mayor protagonismo en estos hechos, aún con mayor protagonismo personal que su padre“, consideró.