"Tenemos que terminar con la viveza argentina" sostuvo el Presidente.

Tras el escándalo del vacunatorio VIP, el presidente Alberto Fernández aseguró que sintió “dolor” al exigirle la renuncia al, ahora ex ministro de Salud, Ginés González pero consideró que “lo que hizo es imperdonable”.

“Le exigí la renuncia con dolor. Ginés era un gran ministro. Y además lo quiero. Pero lo que hizo es imperdonable. La política es ética, tenemos que terminar con este tipo de prácticas, con la cultura argentina de la viveza, la picardía, el manejo de las influencias”, sostuvo el mandatario en diálogo con Página/ 12.

Yo no tolero cosas así. Ni hago cosas así. Manejo mi propio auto. Cuando no era funcionario y me ofrecían pasar al Salón VIP sin hacer cola, me negaba. Como presidente no puedo consentir que se concedan estos privilegios“, insistió el jefe de Estado.

También remarcó que siempre pensó que cuando no estuviera Ginés González García su reemplazante sería Carla Vizzotti. “Es la continuidad de las muchas buenas políticas de Ginés. Está más activa. Se especializa en epidemiología, gran experticia en coronavirus. Tuvo una actuación decisiva para conseguir la Sputnik V“, indicó Fernández.