Pasadas las 21:00 del viernes, una persona ingresó a una vivienda con supuestos fines de robo y fue baleado por el hijo del propietario que vió como el desconocido saltaba la pared para entrar. Fue en Villa Allende Parque.

Según relato del hombre, el presunto delincuente le apuntó con un arma, hubo un forcejeo y el arma cayó al suelo. El hijo del propietario aprovechó la situación, agarró el arma y le disparó 3 veces mientras el otro hombre intentaba saltar un portón.

El propio hombre confesó el asesinato.

Según informó La Nueva Mañana, el malviviente fue asesinado de tres disparos en el estómago y en las actuaciones judiciales rige este sábado estricto secreto de sumario.