El traslado quedó registrado por la cámaras de video vigilancia del 911.

Informe: Alejandro Pozo

Durante el último domingo, se conoció un episodio donde un bebé, de un año de vida, tomó accidentalmente silicona cuando estaba en su domicilio en calle San Jerónimo al 4700 en barrio Acosta

Tras el llamado al 911, efectivos policiales trasladaron rápidamente al menor en un móvil. Como se observan en las imágenes, el menor llegó acompañado por la madre, de 32 años, al Hospital de Niños, donde fue asistido.

Personal médico le diagnosticó intoxicación por hidrocarburo quedando en observación.