Sucedió el último miércoles en el partido de Morón, Buenos Aires.

Tras reiterados episodios de inseguridad, un comerciante se cansó y decidió armar en su carnicería un “kit antichorros” para engañar a los próximos ladrones. Captado por las cámaras de seguridad del negocio, mostró cómo les entregó un falso botín en medio de un nuevo asalto.

Según se observan en las imágenes, a plena luz del día, el carnicero fue abordado por un par de delincuentes, que a punta de pistola le pedían dinero. Pero esta vez, la situación fue distinta, el hombre tenía listo un fajo voluminoso de billetes donde todos eran de 20 pesos. Asimismo, entregó un celular que tenía en desuso. En total, se llevaron unos 1200 pesos.

Sin constatar lo que les entregaron, los asaltantes se retiraron del local para escapar a las corridas por las calles. Luego de un operativo en la zona, las autoridades dieron con los dos sujetos que terminaron detenidos.