En los próximos días se realizará un relevamiento de las cámaras de seguridad, ingresos al country, quiénes estuvieron a través de las planillas de ingreso.

Verónica Ojeda, la madre de Diego Fernando Maradona y ex mujer de Diego Armando, declaró hoy como testigo durante cinco horas ante los fiscales que investigan las circunstancias en las que murió el ex futbolista y aportó datos sobre lo que vio en sus últimas visitas a la casa donde estaba alojada su expareja antes de fallecer, informó el abogado Pablo Baudry.

El letrado contó que, en su declaración, Ojeda refirió que las personas con las que hablaba sobre el estado de salud de Maradona eran Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

“Se está investigando si hubo abandono de persona”, sostuvo el Baudry y en ese sentido argumentó que la casa del country San Andrés, donde murió Maradona, “no estaba en condiciones para hacer una internación domiciliaria”. Según el representante de Diego Maradona (hijo), “se les hizo saber a Luque y a la psiquiatra que la casa no estaba en condiciones y dijeron que ellos se iban a ocupar”.

Para él, Maradona “estaba a cargo de los que firmaron su salida” de la Clínica Olivos, y que la empresa de medicina prepaga “Swiss Medical garantizaba los equipos y los profesionales” y “subcontrató otra empresa, más Luque”. “Dieguito, Dalma y Ganinnia no pueden entender lo que los médicos pueden hacer. Hay responsabilidad de las empresas de medicina”, señaló.

Luego, el abogado destacó el trabajo realizado hasta el momento por los fiscales a cargo del expediente y remarcó que va a ser “muy importante” el trabajo “técnico” que se va a llevar a cabo en los próximos días.

“Se realizará un relevamiento de las cámaras de seguridad, ingresos al country, quiénes estuvieron, y también a través de las planillas de ingreso”, explicó

Consultado sobre lo que vivió Ojeda cuando fue a verlo a Maradona dos días antes de su muerte, el letrado contó que “la hermana de (Matías) Morla la llamó (a Ojeda) porque Diego estaba solo, fue Verónica a la casa y estaba el custodio y la enfermera de los fines de semana. (Diego) Estaba tirado en la cama, habló con ella y con Dieguito”.

Para Baudry, “si hubiera (habido) un médico clínico” en el lugar, “no hubiese pasado” lo que pasó y remarcó que a Maradona “no lo atendieron por la condición del corazón”.

El letrado contó que Ojeda le pidió a él que se presente en la causa porque quiere que cuando su hijo “sea grande” le pueda contar “qué le pasó” al padre y “si hubo una muerte natural poder decirle que su papá se murió de un ataque el corazón, pero si hubo una muerte natural por impericia médica, que los culpables estén presos”.

“Lo único que estamos buscando es saber la verdad (…) Queremos saber si era prevenible”, sostuvo Baudry y añadió que “en la clínica de Olivos se habló de una internación domiciliaria y no de un acompañamiento terapéutico”.

 

 

 

Fuente: Telam