En la Estancia “San José del Rosario” se estaba realizando una fiesta de cumpleaños con más de 1500 personas. Se entrevistó al propietario de la Estancia, y solo se identificó de profesión “Juez”, sin aportar su nombre y apellido.

Cuando personal policial llegó a la estancia vieron que había fila para ingresar al evento y algunas personas se quejaban al no poder ingresar debido al operativo policial, que ya habían pagado la entrada y no se querían retirar.

La policía desarticuló el evento y personal municipal labró el acta correspondiente.