Una policía bonaerense mató hoy a balazos a su expareja, también integrante de esa fuerza de seguridad, y se suicidó de un disparo en la cabeza luego de haber ido a buscar al hijo que tenían en común a la casa de él, en el partido bonaerense de San Martín, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió esta mañana, alrededor de las 6:30 en el barrio Costa Esperanza de la localidad de Loma Hermosa, en jurisdicción del mencionado distrito de la zona noroeste del conurbano.

Todo comenzó cuando una oficial del Comando de Patrullas de San Martín, identificada como Mayra Antonella Barraza, llegó a la casa de su expareja, tras finalizar su servicio, a bordo de un auto para buscar al hijo que tenían en común. Al salir de su vivienda, el subteniente de la Departamental de Tres de Febrero, llamado Ronald Huiza Reyes (31), de nacionalidad peruana, mantuvo una fuerte discusión con Barraza y en ese marco recibió más de diez balazos que le ocasionaron graves heridas.

La víctima fue trasladada de urgencia por los vecinos al hospital Bocalandro, donde llegó fallecida a raíz de las lesiones sufridas.

Según las fuentes, personal de la comisaría 5ta. de San Martín arribó al lugar y encontró a la mujer muerta en su auto con un disparo en la cabeza.

Los pesquisas establecieron que Barraza cambió el cargador de su arma reglamentaria para efectuarse el disparo luego de haber atacado a su expareja.

El fiscal de la causa, Ignacio Correa, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial San Martín, supervisó desde el lugar del crimen las tareas periciales de la Policía Científica y dispuso el secuestro de las armas reglamentarias de los efectivos y sus teléfonos celulares.