El novio de la chica fue detenido luego de que su padre se dirigiera a la comisaría y declarara que encontró en su auto “un buzo con machas de sangre y una cartera con documentación”.

Una joven de 21 años fue hallada con un balazo en la cabeza en un descampado de Florencio Varela, hace una semana, y murió en un hospital de ese partido del conurbano. Por el crimen permanece detenida su pareja, un efectivo de la policía bonaerense que denunció que ella misma se disparó con su pistola reglamentaria, informaron hoy fuentes de la fuerza y judiciales.

La víctima, identificada como Natalia Evelin Ponce (21), falleció ayer en el Hospital Mi Pueblo, en dicho partido del sur del Gran Buenos Aires, adonde estaba internada desde el 21 de septiembre último.

Según las fuentes el 20 de septiembre la joven salió de su casa, junto a su novio, el policía Machuca (22), quien prestaba servicios como efectivo de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

Al no regresar a su domicilio, su madre denunció el 21 de septiembre en la comisaría 6ta. de Almirante Brown la desaparición de su hija, tras lo cual, familiares de Ponce fueron a buscar al novio a su casa.

A su vez el padre de Machuca, un policía retirado, se presentó en la seccional y declaró que la noche anterior su auto Ford Taunus color negro había sido utilizado por su hijo y que en el interior del mismo halló un buzo con manchas de sangre y una cartera con documentación de mujer.

Ante esa situación, Machuca contó a los efectivos que había salido con Ponce y que una vez dentro del autor, ella tomó su pistola reglamentaria 9 milímetros Bersa Thunder y efectuó un disparo de manera accidental, el cual impactó en su cabeza.

Según el testimonio del efectivo, este hecho se produjo mientras se encontraban en el centro de Lomas de Zamora, y que él luego se dirigió hasta Gobernador Costa, en Florencio Varela, donde la dejó abandonada en un descampado al creerla que estaba muerta.

Mientras tanto, Ponce fue encontrada aún con vida en el descampado y fue trasladada, aunque sin identificar, al Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde luego se corroboró quién era en función de la denuncia de su madre y la declaración de los Machuca.

Por su parte, el novio de la joven quedó detenido por el crimen y se le secuestró el auto un teléfono celular y el arma reglamentaria.

De acuerdo a los médicos Ponce murió ayer a las 7, a raíz de una herida de bala en la zona frontal de la cabeza, con orificio de entrada y de salida.

La causa, recaratulada como “homicidio agravado”, quedó a cargo del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, que dispuso el traslado del cuerpo de la víctima a la morgue del Hospital Estévez para realizar la autopsia correspondiente.