Al llegar la policía encontró encerrados en una habitación a los pequeños.

Un mensaje de WhatsApp enviado a la policía de Santiago del Estero permitió salvarse a una madre juntos a sus hijos, de la amenaza de su concubino, quien los apuntaba con un arma de fuego y un cuchillo.

Según el procedimiento del personal de laSeccional 28 de Suncho Corral, la víctima era una mujer de apellido Ruiz, de 31 años, madre de tres niños, quien alertó a los policías a las 22.30 de la noche del domingo.

Al arribar los uniformados, los tres niños permanecían encerrados en una habitación. Afuera, un sujeto de apellido Chávez, de 36 años, aterraba a su pareja con una escopeta, un cuchillo artesanal de 20 centímetros de hoja y hasta una madera con la cual la habría amenazado. En forma preventiva, la víctima fue trasladada a la Seccional 28 para que refrendase la denuncia y, su pareja, esposado y alojado al edificio policial, trascendió de esferas policiales.

Alertada la fiscal Cecilia Gómez Castañeda habría ordenado que se remita la denuncia a los fines de diligenciar un oficio judicial y que Chávez quedara alojado demorado, en procura de resguardarse la integridad física de toda la familia.