Con 25 homicidios cometidos durante julio, Rosario acumuló un récord de 163 asesinatos en lo que va del año, la cifra más alta de la última década y una tasa que, según fuentes judiciales, “triplica la media nacional”.

El último hecho ocurrió el sábado a la noche, cuando una mujer de 40 años fue asesinada a balazos al ser atacada por un grupo de personas desde un automóvil.

Los registros oficiales al 30 de julio muestran que este año fue el de mayor violencia letal en el Gran Rosario, con 163 víctimas, cuando en el mismo período del año pasado hubo 128 asesinatos y en 2020 se contabilizaron 117.

La serie histórica que miden los organismo estatales, que se inicia en 2014, permite observar que aquél año fue el más cercano a este entre enero y julio, cuando ocurrieron 156 asesinatos en el Departamento Rosario, mientras que el año de menor incidencia fue 2017, con 102 víctimas de homicidios.

“Estamos más que triplicando la media nacional en casos de homicidios dolosos, nos estamos acostumbrando”, dijo este sábado a la prensa Daniel Erbetta, uno de los ministros de la Corte Suprema de Justicia provincial.

Los 25 crímenes registrados en julio -con dos dobles asesinatos- no marcan, sin embargo, la cifra más alta del año: en abril hubo 35 homicidios, más de uno por día, y en enero pasado 28.