El insólito y dramático hecho tuvo lugar en México.

Los habitantes del municipio rural de Sabinas Hidalgo, en México, prendieron fuego y dañaron el hospital que sería cedido al Ejército Mexicano para recibir pacientes contagiados de COVID-19, informaron las autoridades del municipio de Nuevo León.

En diálogo con medios locales, Daniel González, presidente municipal de Sabinas Hidalgo, calificó estos hechos como reprochables. Señaló que aunque entiende el temor de la gente, no la justifica y hará lo necesario para que los responsables, que aún no han sido identificados, reciban sanciones.

“Fueron actos de vandalismo que reprobamos totalmente. Ocurrieron porque la gente en redes sociales dice que no quiere que los enfermos se vengan para acá, le tienen miedo a que se vengan acá”, explicó el edil.