El acusado logró una "probation" a la que accedió y se extenderá por un plazo de tres años.

Foto: oficina donde trabajaba el psicólogo. Gentileza.

Un psicólogo que se desempeñaba en la Oficina de Violencia de Género de la ciudad santafesina de Rosario logró acceder a una probation y deberá pagar un resarcimiento de 100 mil pesos por haber abusado en 2018 de una mujer que había acudido al organismo a pedir ayuda, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez Nicolás Vico Gimena resolvió hacer lugar a la suspensión del procedimiento a prueba (probation) planteada por la fiscal del caso, Nora Marull, en conformidad con la víctima, el imputado y las representaciones legales de ambas partes.

De acuerdo a lo informado hoy por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), la probation a la que accedió el acusado, un psicólogo identificado como Germán Caporalini (53) que se hallaba en libertad, se extenderá por un plazo de tres años.

En ese tiempo, el imputado tendrá prohibido el acercamiento a la víctima y los lugares donde desempeña su tarea, “como así también la prohibición de contacto por sí o por interpósita persona” a la mujer.

A la vez, el juez impuso “como reparación simbólica del daño a la víctima, la suma de 100 mil pesos” al psicólogo, quien se desempeñaba en la Oficina de Violencia de Género de la Municipalidad de Rosario, detallaron los voceros.

Agregaron que el hombre deberá ingresar al Dispositivo de Varones Violentos del municipio local por tres años y, en caso de denegatoria acreditada, tendrá que realizar “un tratamiento psiquiátrico o psicológico con la misma carga”.

Caporalini accedió a la probation tras ser acusado del delito de abuso sexual simple por un hecho ocurrido en marzo de 2018.

Según la investigación, la víctima se contactó por entonces con la Secretaría de Promoción Social del municipio rosarino para pedir asesoramiento en relación a una situación de prohibición de acercamiento de una expareja.

Por sus tareas laborales, la mujer conocía a personal de esa secretaría, por lo que accedió a la Oficina de Violencia de Género municipal.

En conocimiento de la situación de la mujer, el psicólogo la citó a las 14 del 26 de marzo de 2018 en un consultorio externo, ubicado en 9 de Julio al 1200, en el centro de Rosario.

De acuerdo a la investigación, en esa entrevista el imputado “comienza a realizar acciones de abuso contra la denunciante, quien logra reaccionar, lo empuja y se va del lugar“, informó hoy el MPA.

A raíz de la denuncia, Caporalini enfrentó una causa penal por abuso sexual simple, en la que hoy accedió a una probation por tres años.