Una mujer de 55 años que había resultado herida a puñaladas en el mismo ataque en el que asesinaron a su hija, la semana pasada en la localidad correntina de Gobernador Virasoro, murió este miércoles en el hospital en el que se se hallaba internada.

Se trata de Paula Villordo, quien falleció luego de permanecer alojada ocho días en el hospital “Miguel Sussini” de dicha localidad del noreste de la provincia de Corrientes, luego de haber sido apuñalada por su yerno, quien finalmente se suicidó.

El hecho ocurrió el 27 de diciembre último, cuando Héctor Conrado (53) atacó con un cuchillo su pareja Silvia Portillo (18) y a su suegra Paula.

A raíz de las heridas, la joven murió horas más tarde, mientras que su madre quedó internada en grave estado, en tanto que Conrado se suicidó con la misma arma inmediatamente después de consumar el ataque.

El femicida fue hallado muerto de una puñalada en el tórax dentro del baño de la vivienda donde ocurrieron los hechos y en la que los tres convivían.

Mientras que las dos mujeres fueron encontradas malheridas por la Policía, que había sido alertada de lo ocurrido por un llamado al 911.

Madre e hija estaban tiradas en el frente de la casa y fueron llevadas al hospital de Virasoro, donde la joven falleció el mismo día y su madre este miércoles.

Según reconstruyeron fuentes de la policía, Conrado y Portillo eran pareja y ese día habían mantenido una discusión, lo que desencadenó el ataque a puñaladas por parte del hombre.