El lamentable crimen tuvo lugar en Rusia.

Un hombre mató a cinco personas en la localidad rusa de Yelatma porque “hacían demasiado ruido” frente a su casa en la noche de este sábado, según informó la Policía.

El incidente ocurrió en Yelatma, situada en la región de Riazán, a unos 200 kilómetros al sureste de Moscú, una zona en la que se ha impuesto el confinamiento debido a la epidemia de coronavirus.

Después de un acalorado intercambio verbal entre vecinos el hombre que estaba en la terraza, bajó a su departamento, tomó su escopeta de caza, descendió a la puerta del edificio y disparó contra el grupo de personas a los que había acusado en numerosas ocasiones de molestarle.

Las víctimas, cuatro hombres y una mujer, tenían entre 22 y 31 años, y “murieron en el mismo lugar debido a sus heridas” sobre las 22.00 horas del sábado, según la Policía federal rusa. El individuo responsable de los disparos intentó fugarse, pero no lo logró y fue detenido por la policía, precisó un portavoz. Se registró su piso, en el que se incautó el arma.

“El asesino, de de 32 años, no está en sus cabales y recibía asistencia psiquiátrica”, agregó la Policía.