Lo atacaron decenas de vecinos en un descampado, lo desnudaron y lo golpearon hasta dejarlo sin vida.

En un acto extremo de justicia por mano propia, un nutrido grupo de personas mató este miércoles a golpes a un hombre al que consideró como el asesino de la niña Abigail Riquell, en San Miguel de Tucumán.

Luego de que se dispersó la multitud de atacantes, el cuerpo del sospechoso del resonante crimen fue encontrado sin vida en un descampado de Tucumán, y se investiga si el fallecido es el hombre buscado desde el domingo último por los investigadores, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hallazgo ocurrió en el barrio Elena White, en la capital tucumana, donde los vecinos siguieron al presunto homicida y antes de que llegara la Policía a buscarlo, lo desnudaron y golpearon hasta dejarlo sin vida. Los medios tucumanos confirmaron el fallecimiento del hombre linchado, identificado como José “Culón” Guaimás.

En uno de los videos del linchamiento difundido en redes sociales, se ve el momento en el que el hombre es agredido a patadas y botellazos por un grupo de personas, que luego lo lleva a la rastra con el rostro ensangrentado, mientras recibía todo tipo de insultos.

En otro video, en tanto, se observa como policías protegían el cuerpo del hombre -que yacía inmóvil boca abajo y con el pantalón bajo- mientras unas veinte personas intentaban continuar con la agresión.

La filmación concluyó con un aplauso de todos los presentes mientras gritaban “¡Justicia!”.

En tanto, vecinos de distintos barrios de la capital provincial se unieron para lanzar una campaña solidaria destinada a colaborar con la familia de Abigail, la niña de 9 años asesinada.

Además de que nos golpea como sociedad y porque soy madre de dos niñas y dos varones, conozco a Pablito (padre de Abigail) desde hace 14 años, desde entonces él es mi jardinero, cuelga las cortinas en mi casa, es el carpintero, plomero, confío plenamente en él”, señaló a medios locales María Laura Picón, quien inició la campaña.

Picón vive en el barrio Altos de América, ubicado cerca de Villa Muñecas, donde reside la familia de Abigail y donde la niña fue hallada asesinada.

Cuando nos enteramos de lo sucedido, varias familias de la zona nos pusimos en contacto y surgió la iniciativa de colaborar con Pablo porque él trabaja en varias casas de este barrio. Empezó con un grupo de WhatsApp y luego se publicó en las redes sociales”, relató.

“Mi hija va a descansar en paz ”, dijo el padre de Abigail tras el linchamiento al sospechoso

Por su parte, Lourdes, hija de María Laura, indicó que ya recibieron dinero, alimentos, agua mineral, ropa y elementos sanitarios, entre otras cosas.

Abigail, quien vivía en un barrio muy humilde, fue hallada asesinada el domingo pasado en un descampado de la zona norte de San Miguel de Tucumán, detrás de unos enormes montículos de tierra que se formaron con la apertura de una calle en el lugar.

De acuerdo con los informes médicos, la niña murió a raíz de un golpe en la cabeza y tenía signos de intento de asfixia manual.

En el marco de la causa, uno de los aportes fundamentales fue la declaración de un testigo que aseguró haber visto al sospechoso, apodado “Culón”, cuando caminaba de la mano de la pequeña por el lugar donde finalmente horas más tarde fue encontrado el cadáver.

Según la primera hipótesis que manejan los investigadores, la niña les pidió permiso a sus padres para ir jugar en la casa de una amiguita del barrio, aunque nunca llegó hasta ese lugar.

En el camino, sospechan los pesquisas, fue abordada por su asesino, quien la llevó hasta un descampado ubicado en las avenidas Francisco de Aguirre y Las Américas, donde la atacó y luego la mató presuntamente para evitar que lo identificara.