Esa cantidad de droga representa una fortuna. El hombre quedó detenido.

_¿Qué lleva en el baúl?_, le preguntó el agente de Policía que lo paró en un control ubicado en el cruce de ruta provincial 70 y ruta nacional 11, cerca de Recreo, en la provincia de Santa Fe.

_Unas bolsas de papa_, contestó con algo de nerviosismo el conductor del vehículo blanco.

_¿Papa? Papa para el loro, será _remató el agente cuando descubrió que en las bolsas, además de tubérculos, había ocho kilos de cocaína, toda una fortuna.

El hombre quedó detenido y la droga secuestrada y decomisada.