El hecho había ocurrido en un barrio de la localidad el pasado 29 de marzo.

El pasado 29 de marzo, un comerciante de barrio Cuesta Colorada en La Calera debió ser detenido luego de que intentara defender a una mujer de un robo y baleara al delincuente y, una vecina. La víctima fue una joven de 19 años que tuvo que ser derivada en grave estado de salud al Hospital de Urgencias.

Todo comenzó cuando un motochorro atacó a una mujer para robarle el celular y la joven que resultó herida acudió en su auxilio. Al observar la escena, un comerciante de la zona salió a la calle con un arma y realizó un disparo que alcanzó al delincuente en la espalda, pero también la joven de 19 años que también intentaba auxiliar a la víctima.

Hoy, el comerciante de La Calera recuperó la libertad por orden judicial. El fiscal Ernesto De Aragón dispuso que el comerciante sea excarcelado (estaba alojado en la alcaidía), aunque determinó que siga imputado por los delitos iniciales: lesiones graves agravadas y abuso de armas con lesiones leves.

Ludmila, la joven que recibió el disparo en el tórax, fue dada de alta, afortunadamente. En tanto, el supuesto ladrón sigue detenido. El joven no fue indagado, porque se encuentra aislado por protocolo de Covid-19.