Entre los acusados se encuentran la secretaria general del gremio y un miembro de la Comisión Directiva.

La Unidad Fiscal de Emergencia Sanitaria (UFES) confirmó este jueves la imputación de 21 dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor de Córdoba (UTA) por violar el decreto presidencial que determina el aislamiento social, preventivo y obligatorio en prevención a la pandemia del coronavirus, para realizar una protesta.

Entre los acusados se encuentran Carla Esteban, secretaria general del gremio, y Pablo Farías, miembro de la comisión directiva. Asimismo, la UFES inició una investigación con los registros fílmicos que se obtuvieron con la finalidad de identificar y atribuir la responsabilidad penal que corresponda al resto de los manifestantes.

Estas 21 imputaciones, y todas las que se produzcan con posterioridad, serán notificadas a la Secretaría de Trabajo de la Nación en función de la vigencia del decreto 489/20 de esa dependencia que sanciona las reuniones gremiales en el marco de la pandemia.