El amigo de la menor había llamado a un remis para que pudiese volver segura a su casa.

Una joven de 17 años habría sido abusada por el conductor de un remis que su amigo había pedido para que regresara “segura” hasta su casa al sur de Salta capital.

Según lo denunciado por la madre de la víctima, su hija salió de su casa ubicada en la calle El Pregón del barrio Aráoz, en la zona sur de esta ciudad, con dirección a la casa de un amigo ubicada en uno de los barrio cercanos. 

En la casa de su amigo, la joven no habría tenido ningún tipo de problemas. En horas de la madrugada del domingo, aproximadamente las 3.30, se dispuso regresar a su domicilio y su amigo llamó a un remis para que trasladara a la menor de 17 años.

La menor regresaba a su casa en el transporte cuando el chofer desvió el recorrido y la llevó a un descampado. Se dirigió a un lugar donde nadie pudiera percatarse del horror, donde obligó a la pasajera menor de edad a consumir una pastilla de color morado. Al parecer, dicha sustancia hizo que la víctima perdiera el conocimiento, circunstancia en que el hombre habría abusado sexualmente de la joven.

Luego de lo ocurrido siguió con el recorrido para dejar a la menor en inmediaciones de su domicilio donde ingresó descompuesta y llorando.

Al cabo de algunos minutos y cuando el estado de ánimo de la menor se fue tranquilizando relató lo ocurrido minutos antes con el remisero que la llevó hasta su casa.

Su madre, en representación de su hija, se acercó a la comisaría para radicar la denuncia.