La mujer que manejaba la moto aceleró después del disparo.

Ocurrió en General Pico, La Pampa. Una extraña situación se produjo en una estación de servicio cuando una persona que esperaba en una motocicleta disparó sin querer un arma de fuego que llevaba consigo, se hirió, abandonó el lugar a toda velocidad y se dirigió al Hospital.

Todos los presentes paralizados vieron que, un joven hizo una mueca de dolor y la mujer que manejaba la moto aceleró rápidamente y se fueron del lugar sin cargar nafta.

Posteriormente, el comisario inspector José Giordano y desde el Hospital Gobernador Centeno confirmaron todo lo que pasó.

Parte médico del Hospital Gobernador Centeno

Desde el nosocomio local informaron que efectivamente un hombre de 27 años ingresó hace instantes por sus propios medios al servicio de guardia por herida de arma de fuego.

Se le están realizando estudios de acuerdo a protocolos médicos terapéuticos preestablecidos y evaluación de heridas.

Las causales e identidad es materia de investigación policial y judicial.