Sucedió en pleno centro de Rosario. 

Una mujer y su hijo resultaron heridos a balazos por un hombre que aparentemente pretendió defenderse a los tiros de un intento de robo cometido por dos motochorros en pleno centro de la ciudad de Rosario pero que huyó del lugar sin asistir a las víctimas, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho ocurrió ayer en el centro rosarino, y los investigadores realizaban distintos procedimientos en busca del autor de los disparos, quien aún permanecía prófugo.

Según las fuentes, todo comenzó cuando el conductor de una camioneta Toyota Hilux fue sorprendido por dos hombres que circulaban a bordo de una moto que lo amenazaron con armas, aparentemente con intenciones de robo.

De acuerdo al relato de testigos que circunstancialmente pasaban por el lugar, la víctima del supuesto robo extrajo un arma y comenzó a disparar contra los ladrones, quienes decidieron escapar sin concretar el asalto.

Pero en ese momento, según las fuentes de la investigación, dos personas que caminaban por el lugar cayeron heridas por los disparos efectuados por el conductor de la camioneta.

Se trata de una mujer de 52 años que recibió un impacto de bala en su pierna izquierda, y de su hijo de 17, quien sufrió una herida en su brazo derecho.

La sospecha de los pesquisas es que las balas disparadas por el hombre rebotaron en el piso e impactaron en las víctimas.

En consecuencia, vecinos denunciaron el hecho al 911 solicitando ayuda médica para ambos, que fueron socorridos minutos más tarde por una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies).

Tanto la mujer como su hijo adolescente fueron trasladados al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde las autoridades precisaron que ambos sufrieron heridas leves y se encuentran fuera de peligro, por lo que continúan su recuperación y serán dadas de alta en las próximas horas.

En tanto, el conductor de la camioneta se fugó del lugar luego de disparar contra los ladrones, y actualmente es buscado por la justicia, añadieron las fuentes.

El caso se encuentra en manos de la fiscal Karina Bartocci, quien solicitó la intervención de la División Criminalística, que halló un total de seis vainas servidas en el suelo. (Télam)