El certero golpe permitió capturar a los delincuentes, que fueron reducidos por los vecinos del lugar.

Las cámaras de seguridad de un popular sector de la ciudad de Pereira, en Colombia, dejaron registrada una de las más certeras y efectivas patadas voladoras de la historia.

Un vecino que salió en defensa de una mujer a la que le habían robado dos motochorros no dudó en salir de su domicilio para interceptar a los ladrones y bajar a los dos de su moto en movimiento con una temeraria patada que hizo estampar la moto en un auto estacionado.

Luego, entre varios vecinos consiguieron reducir a los sujetos, que dificilmente olvidarán el insgante en que salen despedidos del vehículo por la patada.