El detenido tiene 15 años y todo indica que fue un hecho inintencional.

La Policía de Córdoba confirmó la detención de un menor de 15 años, acusado de disparar el arma que hirió de gravedad a Ángel L., de 17 años, quien falleció luego en el Hospital de Urgencias.

El hecho ocurrió en la noche del domingo, en una habitación de una vivienda en el pasaje Segunda Cuesta de barrio San Martín de la ciudad de Córdoba, en el marco de una fiesta clandestina en la que participaban mayormente menores de edad, de entre 14 y 17 años.

El detenido está a disposición del juez de menores, quien lo interrogará sobre lo ocurrido en aquella habitación, de donde salió el sonido del disparo de un arma calibre 32.

Según trascendió de la investigación, todo se habría tratado de un hecho inintencional. Los menores habrían estado manipulando el arma, que suponían estaba descargada, y se habría disparado accidentalmente.

La causa está en el Juzgado Penal Juvenil de 3ª Nominación, Secretaría 5ª y el adolescente fue enviado al Complejo Esperanza, el correccional que depende de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf).