Sergio Gutiérrez contó que “hacía dos semanas que la madre no dejaba que el padre la viera”.

Durante la tarde del jueves, Francesca, una bebé de apenas 3 años, murió tras recibir un disparo al encontrarse en medio de una fuerte discusión protagonizada por sus padres biológicos y la actual pareja de la mujer. Por el hecho, que ocurrió en una plaza del barrio cordobés de Villa Martínez, quedó detenido un hombre de 35 acusado de ser el autor material.

Sergio Gutiérrez, tío del papá de la niña, contó que “hacía dos semanas que la madre de Francesca no lo dejaba al padre biológico verla”. Por eso, la hermana de la mamá “la acercó a la plaza” para que pudieran encontrarse.

Según el relato del familiar, durante la visita “apareció la madre y comenzó una discusión. Minutos después llegó la actual pareja de la mujer en una moto, y en medio de la pelea “sacó un revólver y el primer tiro le pegó a la nena en la cara.

Tras el primer disparo, se produjo una balacera en medio de la plaza, en donde había otras familias con sus niños. “Mi sobrino salió corriendo para buscar un auto”, relató Sergio.

La menor murió mientras era trasladada al Policlínico Policial y Carlos Sosa, de 35 años y sospechoso de efectuar los disparos, fue detenido tras haber sido intensamente buscado por la Policía.