Los hechos de violencia e inseguridad en Córdoba parecen no conocer límites. Esta vez, el hecho ocurrió durante la madrugada del domingo en la ciudad de Río Cuarto.

Un joven de 20 años, identificado como Lucas Ismael Rodríguez, fue asesinado de cuatro balazos durante una fiesta en esa ciudad del interior provincial.

Las autoridades buscan al autor, que habría escapado tras los disparos, en medio de una acalorada discusión por lo que parecería ser una vieja pelea entre los protagonistas.

El joven herido fue llevado al dispensario S24 de barrio Alberdi por un amigo, pero ya estaba sin vida cuando arribó a ese centro médico.