Fue encontrado responsable de hostigamiento, maltrato e intimidación.

La Unidad Contravencional de Violencia de Género condenó a un médico con jerarquía militar (Teniente Primero) por hostigamiento a tres compañeras de trabajo en un hospital de la Ciudad de Córdoba. 

Se determinó que el médico envió fotografías de sus genitales y mensajes por WhatsApp intimidando a las víctimas y fue encontrado responsable de la contravención hostigamiento, maltrato e intimidación del Código de Convivencia Ciudadana calificado por ser realizado en un contexto de violencia de género.

El MPF le impuso como sanción el pago de 40 Unidades Multa, lo que equivale a 132 mil pesos, más los gastos que generó el proceso contravencional. Además, como penas accesorias, se le impuso la restricción de acercamiento a las víctimas y la obligación de realizar un curso de sensibilización y perspectiva de género diseñado específicamente por el Instituto de Formación del Ministerio Público Fiscal para contraventores.