Foto: Parroquia Santa Rita de Cascia. (Villa María Vivo)

Sucedió en el barrio Bello Horizonte de Villa María. 

Una parroquia sufrió un hecho de inseguridad cuando un delincuente rompió una de las ventanas e ingresó al lugar, aunque se llevó poco dinero el sacerdote a cargo indico que son un blanco fácil, informó Villa María Vivo. 

Sucedió en la parroquia Santa Rita de Cascia, ubicada en barrio Bello Horizonte de Villa María, cuando el padre José Defagó, a cargo de la parroquia, se ausentó 20 minutos. 

Durante el poco tiempo que no estuvo el sacerdote, el ladrón ingresó a la parroquia por el patio.

“La saqué barata”, dijo Defagó a Radio Villa María, quien agregó que alcanzaron a llevarse 300 pesos que había en la billetera a pesar de que en el lugar había una computadora, objetos de valor  y un dinero que era el recaudado en un evento que hicieron el mismo domingo 28.

“Se ve que no tuvieron tiempo para llevarse eso”, dijo Defagó al medio radial. Para entrar a la casa de dios, el asaltante serruchó un barrote de una ventana que da hacia el patio.

“Por ahí habría ingresado una persona de pequeño tamaño, porque el espacio no era muy grande”, dijo.

Por el robo, el cura dio aviso inmediato a la Policía de Córdoba que patrulló el lugar durante la noche y este lunes realizó la denuncia correspondiente.