El hombre es un gomero de General Lavalle y estuvo detenido en la Departamental Río Cuarto.

El pasado fin de semana, un hecho verdaderamente insólito ocurrió en la localidad de General Levalle, Departamento Roque Saenz Peña. Luis López, un vecino de la zona, vivió 36 horas de pesadilla tras ser detenido por error, acusado de abuso sexual de menores.

López estaba en su gomería cuando arribó la policía y le pidieron que fuera hasta la comisaría. Cuando llegó, lo arrestaron, le leyeron sus derechos, no le permitieron solicitar abogado y lo trasladaron a Vicuña Mackenna, donde estaría radicada la denuncia.

Desde allí fue nuevamente derivado hacía la Departamental Río Cuarto y permaneció hasta el lunes detenido. Recién con la intervención de un abogado, López pudo demostrar que se trataba de un error y que no era a él a quien lo buscaban sino a alguien que tenía su mismo nombre.

Es increíble que se detenga a alguien y se lo acuse de un delito de esta magnitud, solo por tener el mismo nombre que otra persona. Incluso hablamos deLuis López‘, uno de los nombres y apellidos más comunes que debe haber“, explicaron cercanos al comerciante.

López relató que al volver a su pueblo, tuvo que afrontar comentarios de todo tipo y explicar que todo fue un malentendido. Así mismo, mientras estuvo detenido injustamente, el hombre sólo comió lo que algunos amigos de Río Cuarto le acercaban y permaneció son frazadas en una precaria celda.