El hecho se habría desatado tras una discusión de índole laboral.

La fiscal Paula Bruera, de la Fiscalía de Instrucción de Río Tercero, ordenó la detención de Javier Alejandro Godoy (28), acusado de haber asesinado a golpes a Hugo Arguello (59), calcinado el cuerpo y abandonado en una obra en construcción de la localidad cordobesa de Villa Rumipal.

El cadáver había sido encontrado por un grupo de albañiles y las primeras hipótesis indicarían que se trató de crimen por dinero, ya que el detenido era empleado de la víctima. Según trascendió, el hecho se habría desatado tras una discusión de índole laboral.

La investigación determinó que Argüello trabajaba como sereno en el lugar y se encargaba de contratar al personal para la construcción de la vivienda. Cuando personal policial llegó al lugar del hecho, comprobó que a la víctima le faltaban algunos objetos personales.

Desde ámbitos investigativos aseguran que se hallaron elementos que lo comprometen con el homicidio. Se esperan los resultados de la autopsia.