El transportista es de la empresa LEP y se dirigía a Río Cuarto.

Cinco hombres armados asaltaron al chofer de un colectivo de la empresa LEP que viajaba a la localidad cordobesa de Río Cuarto, uno de ellos le gatilló en la cabeza y, de milagro, la bala no salió.

El hecho ocurrió durante la siesta del lunes, cuando el vehículo fue interceptado por los delincuentes en la salida de la ciudad de Córdoba tras sufrir un desperfecto, y una vez en el interior, uno de ellos apuntó a la cabeza del chofer y accionó el gatillo, aunque el arma no se disparó.

Sin que mediara ninguna conversación, le gatillaron dos veces al chofer, pero por fortuna no salieron los disparos. Fue una cuestión de suerte, nada más”, contó uno de los pasajeros a diario Puntal.

Los ladrones se apoderaron de la recaudación, pertenencias de los pasajeros y las encomiendas que llevaba el micro en la bodega. Sin embargo, cuando intentaron irse llegó la Policía, que se enfrentó a tiros con los malvivientes, que escaparon del lugar.