Ocurrió sobre calle Luján al 3100.

Informe: Alejandro Pozo

Durante el último lunes, un vecino de barrio Jardín del Pilar alertó al sistema del 911 tras encontrar un explosivo de guerra en medio de la basura. Personal policial se llegó al lugar y constató lo relatado.

Luego del aviso a los efectivos especializados en explosivos, se confirmó que se trataba de una granada de morteros de 30 cm y 81 mm de diámetro. Asimismo, se detalló que encontraba con las aletas estabilizadas y la espoleta colocada.

De este modo, el elemento de fabricación militar terminó siendo trasladado para su posterior desarmado.