A la 1:30 de este domingo la policía llevó a cabo un operativo, tras la denuncia de vecinos.

La Policía de Córdoba desactivó esta madrugada una fiesta clandestina con más de 300 personas en una vivienda del barrio Argüello.

Los uniformados arribaron a un domicilio particular de la calle Mogrovejo al 8.100 alrededor de la 1.30 de la madrugada de este domingo tras recibir la denuncia de vecinos de la zona.

El responsable de la vivienda de 23 años fue multado y el encuentro fue desactivado, constatando la presencia de 306 personas. 

En la ciudad de Alta Gracia fueron desarticuladas dos fiestas; otra en Villa María y una más en General Cabrera. En tanto, en la localidad de Brinkmann, al noreste provincial, se labraron ocho actas por infracción en encuentros realizados en domicilios particulares.

En las jurisdicciones que comprenden las Unidades Departamentales Norte de la Policía de Córdoba, fueron 12 las fiestas detectadas en Colón, Sobremonte, San Justo, Río Seco, San Javier e Ischilín.