Familiares y allegados del joven asesinado prendieron fuego frente a la vivienda.

Familiares, amigos y allegados de Víctor Calderón, el presunto ladrón de 21 años asesinado por un policía en barrio Parque de la Vega 3, prendieron fuego frente a la vivienda del uniformado, que se encuentra imputado por homicidio gravado por uso de arma de fuego tras propiciarlo siete balazos al joven durante un aparente asalto.

Este hecho se produjo luego de que la fiscal Ileana Copello ordenara la liberación del miembro de la fuerza, que se encontraba detenido desde el incidente fatal, al considerar que no hay riesgo procesal.

Según determinó el resultado final de la autopsia, Calderón recibió un total de siete disparos, seis de ellos con orificios de entrada y salida.